Para Diego e Isaac llega la fecha deseada desde hace tanto tiempo. Después de años de discernimiento la Iglesia confirma su vocación consagrándolos para siempre con el primer grado del orden sacerdotal (el diaconado).

Sábado, 17 de marzo, a las 11h00 en la parroquia de La Inmaculada